Agapornis, inseparables o pájaros del amor

Agapornis Roseicollis

agapornis roseicollis

Características:

El color que predomina casi en su totalidad de esta especie de agapornis es el verde.

Con la exclusión de la frente y la cara que es de color naranja que se va difuminando hacia el pecho para acabar en un tono rosáceo.

El pico es de color hueso.

No existen grandes diferencias entre el macho y la hembra.

Esta especia de agapornis puede llegar a alcanzar los 15 cm.

Alimentación del Agapornis Roseicollis:

En libertad
La alimentación en libertad del agapornis roseicollis se basa en bayas, brotes, fruta y semillas.
En cautividad
La alimentación en cautividad del agapornis se basa en fruta, semillas germinadas, verduras y bizcocho de huevo.

Reproducción del Agapornis Roseicollis:

Cuando el agapornis roseicollis se encuentra en libertad se reproduce en los meses de Febrero a Marzo.

La hembra es la encargada de la fabricación del nido, la cual transporta entre su plumaje tiras de hojas que ella misma desmenuza.

Los nidos se suelen construir en huecos de árboles y pueden hacerlo en colonias.

La hembra será capaz de poner de 3 a 6 huevos en cada nidada.

Los huevos serán incubados durante 22 – 24 días.

Y al final, los nuevos agapornis roseicollis saldrán del nido unos 42 días después.

Para la cría en cautividad no presentan grandes dificultades, es por ello que son unos de los elegidos preferiblemente.

Esta especie de agapornis es de las más fáciles de criar, pero no se debe estimular la cría de ellos más de 3 veces al año y teniendo en cuenta, que hay que evitar que se haga entre agapornis jóvenes (esto es asi para todas las especies de agapornis).

Más sobre el Agapornis Roseicollis…

Fue descubierto sobre el 1793 pero se pensaba que era una subespecie del agapornis pullarius.

Fue en 1818 cuando ya se lo dio nombre propio a esta especie de agapornis al ver que era otra distinta.

Es un agapornis muy sociable, alegre y dulce pero puede llegar a ser agresivo con otras especies e incluso con la suya misma.

Se le conocen numerosas mutaciones, como son: el agapornis aqua, agapornis arlequín, agapornis lutino, agapornis turquesa, etc…

Su hábitat en libertad se encuentra en Namibia, Botswana, Angola y Sudáfrica.

Suelen vivir a bastante altitud, sobre los 1500 metros.

Pero siempre buscan lugares de sabanas secas con humedales.

La hembra del agapornis roseicollis suele ser más dominante que el macho, aunque hay excepciones.

A principios del siglo XX se le empezó a hibridar con otras especies pero aún, hoy en día, se pueden encontrar ejemplares de agapornis roseicollis en estado puro.