COMO SABER EL SEXO DE UN AGAPORNIS – ¿MACHO O HEMBRA?

COMO SABER EL SEXO DE UN AGAPORNIS – ¿MACHO O HEMBRA?

Cómo saber el sexo de un agapornis –  ¿macho o hembra?. A lo largo de todo este artículo te daré algunos consejos y trucos para que puedas saber si tu agapornis es macho o hembra.

En la actualidad podemos encontrar muchos tipos y razas de agapornis, pero los tipos de agapornis más comunes que solemos tener como mascotas son los agapornis Fischer, agapornis personta o agapornis roseicollis, por lo que en este post vamos a centrarnos únicamente en estos tres tipos de agapornis o inseparables.

A primera vista es difícil apreciar el sexo de los agapornis ya que no presentan diferencias sexuales entre machos y hembras, aunque existen algunos tipos de tortolitos, como por ejemplo, el Taranta, agapornis Canus o de Madagascar que son especies en las que suele haber diferencias a primera vista entre un macho y una hembra.

Pero en el caso de agapornis Fischer, Personatas o Roseicollis no suelen apreciarse tan fácilmente.

Hay algunos trucos que voy a comentar ahora que pueden ayudarnos a saber si nuestros agapornis son machos o hembras.

Como saber el sexo de un agapornis según el comportamiento

sexo de los agapornisSi miramos a nuestros tórtolos podemos sexarlos a través de su comportamiento, ya que hay ciertas conductas que son más típicas de los machos que de las hembras, aunque siempre hay excepciones que pueden llevar a confusión por lo que no podemos basarnos al 100% en este método.

En el caso de los machos, su comportamiento suele ser: frotando y rascándose muy a menudo con comederos, posaderos, con los juguetes que les ponemos o incluso, si ellos son papilleros y están acostumbrados a nosotros, él puede frotarse con nosotros, tratando de masturbarse, con lo que nos indicará claramente que es macho y que tiene mucho celo.

Además, los machos suelen tener menos miedo que las hembras, y tienden a ser más afectuosos y amables.

Por lo tanto, cuando queremos tener un agapornis papillero se recomienda que sea un macho ya que son más dóciles que las hembras.

Además, durante la reproducción de los agapornis los machos no suelen incubar los huevos, aunque como todo hay excepciones, pero normalmente la hembra es la única que permanece en el nido incubando los huevos y el macho permanece fuera del nido, y suele posar a la entrada del nido o en un posadero cercano, además, está continuamente buscando alimento para alimentar a la hembra más tarde.

Así que los machos son los que suelen regurgitar el alimento a la hembra, y por lo tanto, en este caso, el macho sería el de arriba y la hembra la de abajo.

Finalmente, los machos en celo suelen estar inquietos y emitir pequeños pitidos al mismo tiempo que adoptan una posición erguida para captar la atención de la hembra.

Las hembras, su comportamiento para determinar el sexo

sexo de los agapornis

En el caso de las hembras, éstas generalmente: son más territoriales y agresivas que los machos.

Así que cuando intentamos acariciarlos, limpiamos la jaula o revisamos el nido en la época de cría, las hembras por naturaleza siempre se enfadarán más, se sentirán molestas y tratarán de mordernos. Además, si traemos un nuevo pájaro del amor para que se conozcan, las hembras suelen tener un comportamiento de rechazo y se muestran más agresivas con los nuevos agapornis, y en la mayoría de los casos intentarán pegarle al nuevo miembro para defender su territorio, mientras que los machos suelen ser más distantes y curiosos y no suelen molestarse en ver a un nuevo agapornis.

La hembra, durante la cría, casi siempre se encarga de construir y hacer el nido a su gusto, por lo que si vemos que el material que colocamos en el nido para su construcción, lo moldea y se lo lleva al nido, podemos estar frente a una hembra, ya que los machos rara vez ayudan a hacer el nido.

Si durante la crianza de los agapornis, los observamos cuidadosamente y sin molestarlos podemos observar como la hembra se agacha con sus alas entre abiertas y adopta la postura de cópula o como se suele llamar también, la posición de avioncito.

Este comportamiento es propio de las hembras en celo y suelen emitir pequeños sonidos llamando al macho para que vaya a inseminarla. Sin embargo, y lo digo desde la experiencia, las hembras en celo también tienden a treparse unas encima de otras imitando el apareamiento y pueden llevarnos al error.

También, si le damos hojas de palmeras o algún folio, las hembras generalmente hacen pequeñas tiras de papel y las ponen debajo de las alas. Después del apareamiento la hembra comenzará a poner huevos hasta que se complete la puesta, usualmente pone un huevo todos los días y pone un total de 5 a 6 huevos.

Es muy importante que revisemos los nidos diariamente para comprobar que han puesto un huevo y evitar que nuestros pájaros del amor no tienen ningún huevo atravesado.

Si por alguna razón aparecieran dos huevos al día en el nido, está claro que sería porque hay dos hembras. Además, las hembras durante la reproducción de los agapornis, suelen pasar mucho tiempo en el interior del nido incubando los huevos o dándoles calor a las crías, normalmente salen a comer, beber y hacer sus necesidades.

Finalmente, en general, las hembras suelen alimentar a las crías con mayor frecuencia que los machos.

Otros aspectos para conocer el sexo de los agapornis

agapornis macho hembra

El macho comerá y posteriormente se dirigirá a la hembra para regurgitar su alimento y se encargará de dárselo a la nueva descendencia, sin embargo, esto no significa que el macho nunca alimentará directamente a la descendencia, ya que hay machos muy buenos que también se alimentan muy a menudo de sus polluelos.

En algunas especies, como por ejemplo, los Personatas o Fischer, si se mira el anillo de ojos, que es el pequeño anillo blanco que rodea el ojo, nos puede dar una pequeña idea de si los tórtolos son machos o hembras.

Los machos suelen tener este aro blanco algo más pequeño y estrecho, mientras que las hembras tienden a tenerlos más anchos. Aunque este método no es 100% confiable y dependerá mucho de la genética del agapornis.

Además, las hembras, suelen tener un tamaño algo mayor que los machos, pero para darnos cuenta de ello sería necesario comparar dos agapornis en la misma posición y a poder ser en la misma postura, ya que como la diferencia de tamaño no es muy pronunciada puede llevarnos a equivocarnos si comparamos dos agapornis de pajareras diferentes con una genética diferente o con una edad diferente ya que obviamente una agapornis adulto va a tener un tamaño mayor que una agapornis joven que aún no se ha desarrollado completamente.

También, hay que tener en cuenta la posición que adoptan en el posadero, ya que como he dicho antes, los machos tienden a adoptar una postura más erguida y esto puede llevarnos a equivocarnos y a pensar que el macho es más grande.

La mayoría de las hembras suelen tener la cabeza más redondeada y el pico algo más ancho y grande, sin embargo, si nos fijamos en la cabeza de los machos no suele ser tan redondeado y muestra una pequeña diferencia entre la frente y la cabeza, y además, el pico es algo más pequeño.

Métodos más complejos para saber el sexo de un agapornis

sexado de agapornis

“”Otro método, aunque algo complejo, es observar el área por donde hacen sus necesidades.

Si nos fijamos en esa zona, podemos ayudarnos a determinar su sexo, ya que por lo general las hembras suelen tener algo más voluminoso la zona de su abdomen y su “trasero”.

Los criadores de agapornis con más experiencia pueden saber si un ave de este tipo es macho o hembra a través de sus zonas por dónde hacen las heces.

Para ello, se toma el agapornis con mucho cuidado y con el dedo índice o meñique se palpa con mucho cuidado la zona cercana para intentar ver la forma de los huesos pélvicos.

En el caso de las hembras, los huesos pélvicos son más redondos y están más separados por naturaleza, por lo que pueden poner huevos sin dificultad, así que si después de palpar los huesos pélvicos nos damos cuenta de que los huesos están separados o abiertos y que hay espacio suficiente para que puedas pasar un huevo probablemente estemos delante de una hembra, pero por el contrario, el espacio entre los huesos es muy pequeño, es decir, están juntos o pegados y nos damos cuenta de que son algo puntiagudos, tal vez estemos ante un macho.

Este método está especialmente indicado para agapornis adultas que ya se han desarrollado completamente, ya que en agapornis jóvenes pueden inducirnos a error e incluso si los agapornis han puesto previamente algún huevo será más fácil notar la diferencia porque habrá ensanchado los huesos pélvicos, aunque como digo esta técnica requiere práctica y experiencia.

En caso de que no seáis capaces de sexar vuestros agapornis por los métodos que os he ido explicando a lo largo del post, también podéis hacerlo a través de un análisis de ADN y con una fiabilidad de casi el 100%.

Con todo esto esperamos haberos ayudado a  “como saber el sexo de un agapornis”.

 

REPRODUCCIÓN DE LOS AGAPORNIS

REPRODUCCIÓN DE LOS AGAPORNIS

REPRODUCCIÓN DE LOS AGAPORNIS

 

reproducción de los agapornis

La primera condición para comenzar la reproducción de los agapornis, es tener un pareja de la misma clase.

Parecerá que el comentario es superfluo, no obstante, se dan varios casos de parejas que inclusive ponen huevos y sus dueños extrañados ven como no nace ningún pollito de ellos.

Comunmente pasa que dos hembras se emparejan, aunque observemos que el supuesto “macho”, proporciona de comer a la hembra, pero resulta ser otra hembra.

A nivel anecdótico, no hay hembras que pongan 10 o 12 huevos, es que están poniendo las 2.

La exclusiva conformar de sexar 100% confiable es la del ADN, pero si el criador que nos vende las aves es de seguridad, el autosexado genético además lo es.

Para una correcta reproducción de los agapornis, yo utilizo el sistema de palpación pélvica, que radica en saber el sexo del agaporni viendo la división de los huesos de la pelvis entre ellos y en medio de estos y el esternón.

Además estos huesos de la pelvis en las hembras, son más redondeados que los del macho que son un algo más puntiagudos, aunque verdaderamente cuesta bastante de ver.

Es considerable asegurarse, que los dos ejemplares sean de la misma clase si queremos tener una reproducción de los agapornis satisfactoria.

Para el criador neófito, es simple confundir ejemplares de entre otras cosas nigrigenis y personatas, y también a criadores ya expertos, diferenciar un ejemplar puro de uno hibridado.  

Las especies con anillo ocular, se tienen la posibilidad de hibridar entre ellas, dando lugar a ejemplares fértiles, pero cuando se hibrida con roseicollis, su descendencia va a ser estéril.

No hagas experimentos en la reproducción de los agapornis

reproducción de los agapornis

No intentes hacer experimentos en la reproducción de los agapornis.

He visto casos de híbridos estériles que fueron vendidos como Roseicollis puros, con la consiguiente decepción de quien lo consiguió al no poder criar con el.

Por esto, jamás se tienen que hibridar especies diferentes.

Con los roseicollis, tendremos siempre la seguridad de que ninguna mutación puede provenir de una hibridación.

 

Recomiendo jaulas independientes para cada especie.

 

Por un lado, se forman las parejas que yo deseo atravesar y por otro, tengo la seguridad de entender quienes son los padres de los polluelos, que jamás se tiene la posibilidad de tener en la cria en voladeros.

La realidad es que desconozco la causa de quien los bautizó con el nombre de “Inseparables”, yo creo que les sería más correspondiente el nombre de “Sociables”, debido a que jamás he tenido inconvenientes por deshacer parejas para llevar a cabo otras novedosas.

La cria en jaulas particulares, además impide peleas territoriales o por la propiedad de un nido, que comunmente tienen la posibilidad de ser fatales.

reproducción de los agapornis

La preferible etapa para la reproducción de los agapornis, es la que va de octubre a mayo, pudiéndose adelantar o atrasar un mes en relación de las condiciones climatológicas del cada lugar o de todos los años.

Lo considerable, es evadir las altas temparaturas del verano, debido a que los animales sufren bastante en estas condiciones.

Un tiempo de descanso de los reproductores de junio a septiembre, va a hacer que éstos estén más sanos y fuertes para la siguiente temporada de cria, lo cual se va a ver reflejado en los pollos de las siguientes nidadas.

Para eso, alcanza con quitarles el nido una vez los polluelos de la más reciente nidada logren desplazarse fuera de él. 

 

FASES ECLOSIÓN DE UN HUEVO

En lo personal, no soy principalmente especial en el momento de llevar a cabo las parejas, sino que los emparejo poniendo la hembra en una jaula donde ya se encontraba antes el macho, no habiendo tenido jamás ningún inconveniente.

Podría cambiar bastante la cosa, si la ocupante previa de la jaula fuese la hembra.

Sin embargo, lo preciso sería aceptar que se conociesen unos cuantos días, impidiendo el contacto por medio de un separador, de la misma forma que se hace con los canarios, pero he comprobado que, aunque logre parecer lo opuesto, los machos de agaporni son muchísimo más delicados en su trato con las hembras que los canarios.

 

reproducción de los agapornis

POLLOS DE 1 A 9 DÍAS

Una vez puesto el nido, precisamente a los 10 días de emparejarse van a poner el primer huevo, hasta un total de 4 a 6, en días alternos.

La hembra va a aprovechar estos días para ordenar el nido a su gusto, con la palmera o con el material de nidificación que le hayamos entregado (ver apartado EL NIDO).

Estos empezarán a explotar a los 23 días, pero en relación de si la hembra empezó la incubación con el primer o con el segundo huevo, era esperable que se logre postergar algún día y que inclusive los dos primeros pollos nazcan a la vez o con un solo día de intérvalo, cuando lo habitual sería con dos días de división entre todos ellos.

A lo largo de el tiempo de incubación, la hembra produce una hormona llamada “Prolactina”, que del mismo modo que en los mamíferos impulsa la secreción de leche en las hembras, en las aves les hace un estado de profundo relax para realizar el tiempo de incubación.

PASTA DE CRIA CÉDÉ

El nacimiento de los pollos, requerirá de nuestros agapornis un esfuerzo plus, por lo cual deberemos aportales por día una nutrición particular, desarrollada a partir de pasta de cria como la de los canarios, brócoli triturado, zanahoria rayada, maiz dulce y cus-cus hidratado.

Yo como pasta de cria utilizo la CÉDÉ seca al huevo.

Esta mezcla, se le puede y debe suministar a lo largo de todo el año, pero observaremos que cuando más caso le hacen, es cuando tienen polluelos.

Hay que solamente le van a hacer caso y hay que se lanzan a ella nada más ponérles la bizcochera.

Utilizo bizcocheras de unos 50 ml., habiendo parejas que se les puede poner el doble y otras que solamente utilizarán media proporción de pasta suministrada, teniendo el mismo número de pollos.

reproducción de los agapornis

ALIMENTO CON BASE DE TRIGO

En lugar del cus-cus, en tiendas preparadas  podreis encontar el RUSK (también está a granel), un alimento a partir de trigo, que debereis humectar a partes iguales de agua.

Este alimento, tiene como virtudes respecto al cus-cus, que se hidrata más de manera rápida y que tarda más en agriarse.

Una vez hidratado el Rusk o el cus-cus, le pondreis la zanahoria rayada, el brócoli triturado y el maiz dulce, que debereis combinar con la pasta de cria en el final.

La pasta sobrante que los pájaros no hayan comido inmediatamente, debereis tirarla y limpiar comedero para evadir la multiplicación de bacterias.

Con la vivencia, ireis cogiendo las medidas de las proporciones a usar, según las parejas y el número de pichones que tengais.

Además de esta nutrición plus, debemos continuar ofreciendo frutas y verduras, como el resto del año, pero reduciendo la cantidad principalmente en la situacion de las que tengan un contenido elevado de agua (como la lechuga), debido a que lo que nos importa es que los pollitos sean alimentados con la pasta que les proporcionamos, muchísimo más rica en proteinas.

reproducción de los agapornis

POLLOS DE 37 A 46 DIAS

Si todo va bien, aparte del aporte períodico de la pasta de cria, lo exclusivo que deberemos llevar a cabo, si deseamos llevar un óptimo control de los pichones, es anillarlos.

El anillado se ejecuta precisamente a los 12 días, aunque en oportunidades, logre haber que adelantarlo 1 o 2 días, gracias a que el pollo esté muy creado, o a la inversa.

Antes de esta edad, se les saldría la anilla y luego, tendríamos varios inconvenientes para ponérsela.

Comprobar los dos días siguientes al anillado, que la anilla no se le haya salido de la patita. En caso de pasársenos el día del anillado, o si observamos que nos irá a costar bastante de poner, yo le coloco una gotita de aceite de oliva al interior de la anilla, para contribuir a introducirla.

Deberemos ponerles anillas de 4’5 mm. de diámetro de “aluminio duro”, debido a que algún otro tipo de anilla, se las acabarían sacando por romperlas, o como mínimo, desgastándolas hasta el punto de ser ilegibles, perdiendo su funcionalidad. 

Desde los 40-45 días, los chicos comenzarán a escapar del nido y a ir picoteando las semillas de que se compone su alimento y la pasta de cria.

Desde ese instante, deberemos dejarlos unos 10 días más con los padres, para confirmarnos de que ya comen solos, instante en que ya los tendremos la posibilidad de dividir, iniciando los padres una exclusiva nidada, si no lo hacen antes de que la previo haya abandonado el nido.

Esperamos haber ayudado a aclarar algunas dudas sobre la reproducción de los agapornis.

¡¡Nos vemos en el próximo artículo!!

 

 

Nido de agapornis

Nido de agapornis

Construir nido de agapornis

Cómo construir un nido de agapornis, características, medidas y más…

nido agapornis
Eres un “manitas” y te gusta hacer las cosas por tí mismo, pues ¡genial!.

Te vamos a explicar paso a paso como puedes construir tu mismo un nido de agapornis, con las medidas adecuadas para que tu inseparable pueda estar cómodo, las características del nido, ubicación y todo lo que necesitas saber para tener el mejor nido para tu agapornis.

Materiales para la construcción del nido de agapornis

Empezamos…

Para la base del nido vamos a utilizar virutas de madera, las puedes comprar en un chino pero… yo compraría virutas de madera natural para que no le vaya a afectar ningún tipo de producto tóxico a mi agapornis.

Lana de madera natural para nidos de agapornis

Virutas de madera natural ideal para nidos 1Kg

Virutas BIO de madera de pino natural nido agapornis

No se recomienda comprar virutas de madera de colores, son muy bonitas y quedan genial para decorar nuestros nidos, pero el color que se le añade puede ser tóxico para nuestros animales.

Mejor, virutas de madera natural para nidos de agapornis.

El material que más le gusta a los agapornis para sus nidos y donde ellos se sienten más cómodos son las hojas de palmera, así que si puedes encontrar unas hojas de palmera, seguro que acertarás y además te saldrá más barato 😉

¡¡Atención!!, muchas palmeras están “enfermas” si no se tratan de forma correcta, así que a la hora de coger hojas de palmera asegúrate de que no haya ningún peligro para tus agapornis.

¿Hojas de palmera o virutas de madera para el nido?

nido de agapornis comprar online
Como hemos mencionado antes, las hojas de palmera les gusta más a nuestros agapornis, pero las virutas de madera nos aportan una mejor limpieza e higiene del nido.

Si cubres toda la base del nido con virutas de madera, las heces de los agapornis no caerán al suelo del nido, de este modo, tan sólo tendrás que cambiar, de vez en cuando, las virutas de madera por otras nuevas.

Es más cómodo y fácil de limpiar el nido.

Nunca debemos echar serrín en el nido, no sirve y es muy sucio a la hora de limpiar el nido.

Medidas del nido de agapornis

nido agapornis
Vamos a empezar con la construcción del nido para que tus agapornis puedan poner ahí sus huevos y criar a sus polluelos…

Puedes ir a una tienda de bricolaje y comprar las maderas con las medidas que quieras o cortarlas tu mismo, en algunos sitios como Leroy Merlin, Brico Depot, etc… puedes comprar las maderas y allí mismo te las cortan al tamaño que quieras.

Las medidas recomendadas para que tu inseparable pueda estar cómodo son las siguientes:

Largo: 30 cm

Ancho: 22 cm

Alto: 20 cm

Agujero para entrada y salida del nido: de 5 a 7 cm de diámetro (esto puedes hacerlo fácilmente con un taladro y una corona para madera)

Palo de apoyo del agapornis (recomendamos por dentro y fuera del nido): 7,5 cm (dentro y fuera)

Para el agujero del palo, primero compra el palo de apoyo y mide el grosor, después podrás hacer un agujero con el diámetro del palo para el nido de agapornis.

Después de todo esto, con las maderas cortadas, llega el momento de empezar a montar las piezas.

Compraremos “puntillas” finas para clavar las maderas unas con otras.

Empezamos a clavar puntillas por las esquinas y reforzamos (si es necesario) con más puntillas.

ADVERTENCIA

Cuando estés clavando las puntillas asegúrate que NO queda ninguna punta fuera de la madera, tus agapornis podrían dañarse o pincharse con la punta de algún clavo que sobresalga.

Otros consejos para tu nido de agapornis

Más consejos para tu nido de agapornis:

Dentro del nido podemos poner 2 dientes de ajo con la piel para evitar que críen bichos o ácaros.

3 hojas de laurel para que huela bien el nido.

También puedes añadir flores de manzanilla, que las podrás comprar en cualquier herbolario o aquí, eso evitará que el nido de agapornis tenga mal olor y también ayudas a la prevención de que aparezcan insectos como el piojo rojo, ácaros y otros “bichitos” que puedan infectar a nuestros inseparables.

Cuando nace el ultimo polluelo debemos cambiar de inmediato todo, para evitar que las heces les puedan afectar a nuestros nuevos agapornis.

Nidos de agapornis listos para comprar

Si no tienes ganas de ponerte a construir nidos de agapornis y quieres unos nidos con diseños muy bonitos y al mejor precio que puedes encontrar online, échale un vistazo a estas inceíbles ofertas de nidos que podrás comprar online.

Construir nido de agapornis con un coco

Échale un vistazo al siguiente vídeo y verás como construir un nido para tu agapornis en 4 minutos.
Esperamos que te haya servido de ayuda, nos vemos en el próximo post y… ¡NO OLVIDES COMPARTIR EN LAS REDES!

jaulas para agapornis

jaulas para agapornis

Jaulas para Agapornis

cómo elegir una de las jaulas para agapornis perfecta

jaulas para agapornis

Si estás buscando una jaula ideal para tu agapornis has llegado al sitio correcto.

Vamos a darte una selección de las jaulas más adecuadas para tu pajarito consentido.

Hemos analizado algunos de los modelos con mayor calidad en el mercado que puedes comprar a un precio barato, además puedes hacer una comparativa de modelos que más se adapte a tu gusto, y consejos para poder mantener tu mascota en óptimas condiciones y con un hábitat muy cómodo.

Aquí podrás ver las mejoras jaulas para agapornis.

Jaulas para Agapornis de Punto Redondo

jaulas para agapornis punto redondo

Para comenzar con este listado tenemos una jaula con un diseño clásico, ideal para aquellas personas conservadoras, que desean una jaula que no se salga de lo común pero además aporte comodidad para esta ave tan especial como lo es el agapornis.

Con ella además tendrás unas dimensiones decentes, para poder tener dos agapornis juntos y con una libertad plena.

El fondo es de color blanco, al igual que todos los soportes en los que van a descansar las mascotas.

Los barrotes son muy resistentes y con una separación necesaria para que el animal no pueda salir ni meter la cabeza o el pico.

La base es muy versátil, pues se puede retirar de forma sencilla quedando una jaula cerrada en todo momento, para que tengas la seguridad de que tus agapornis no se van a ir.

Además es una de las jaulas para agapornis que simplifica el proceso de limpieza.

Jaulas para Agapornis TECTAKE con Techo

jaulas para agapornis con techo

Si eres de esos que les gusta que sus aves estén cómodas y con una jaula de dimensiones aceptables, entonces es necesario considerar este modelo.

Te permitirá tener dos agapornis o más, algo que desde luego para un amante de las aves es lo ideal.

Se trata de un modelo con techo, de dos aguas, por si lo quieres colocar al aire libre, sin importar si cae lluvia.

Sin embargo, si lo tienes en un espacio interno de la casa, le va a dar un toque muy bonito, estéticamente será atractivo ya que estas jaulas tienen un diseño muy estilizado.

Además, debemos destacar que tendrían un lugar adecuado para protegerse del sol cuando no quieran tomarlo, le permitiremos a nuestras aves elegir el momento para tomar el sol.

La bandeja inferior se puede extraer para limpiar la jaula sin abrirla.

Jaulas para Agapornis XXL TECTAKE

jaulas para agapornis XXL

Es la misma jaula para agapornis que la anterior pero con dimensiones más grandes.

Esta jaula tiene una particularidad de ser una de las más amplias del mercado.

Es un producto estrecho y alto que permite movilidad absoluta dentro de los espacios de tu hogar.

Cabe destacar que no tiene techo algo que la hace un poco incómoda para espacios abiertos, debido a que si hay mucho sol podría afectar al ave.

Si el lugar que eliges para esta jaula es dentro de tu hogar, entonces es la indispensable, puesto que además tiene todas las ventajas de cualquier jaula y un espacio suficiente para que hagan ejercicio sin darte ninguna preocupación.

La jaula viene con ruedas incorporadas, cada una con un freno, lo cual es ideal para no tener que levantar esta gran jaula por tu casa.

Podrás rodarla  para transportar todos tus animalitos al sitio que desees, sin molestarlos o sacarlos.

También incluye cuatro barras para colocarlas donde más te guste, un comedero y un bebedero gratis.

Esta es una muy buena opción si estás buscando jaulas para agapornis, para interior.

Jaulas para Agapornis con Comedero

jaulas para agapornis con comedero

Con un diseño muy peculiar y amplio.

Sólo por sus dimensiones tenemos la mejor jaula para agapornis por su amplitud gana al resto de jaulas tanto en altura como en anchura, siendo perfecta para tener al menos 4 aves.

Esta es una jaula ubicada en el “podium” de las pajareras por su amplitud.

Cuenta con tres barras que van a ir de un lado a otro, para que los agapornis puedan situarse, donde mas les parezca.

Es un producto que también tiene una bandeja extraible para poder retirar y eliminar excrementos, así como, desechos de las semillas.

Tiene varios comederos integrados, así que podrás colocar la comida de tu “inseparable” sin mucha complicación.

Sin duda es una de las jaulas para agapornis más interesantes del mercado.

Jaulas para Agapornis Individual

jaulas para agapornis individual 1
jaulas para agapornis individual 2
jaulas para agapornis individual 3
jaulas para agapornis individual 4

En el caso de que quieras tener solo un agapornis, pero no tengas ningún hábitat a mano, esta debería ser tu elección.

Se trata de un sitio ideal para estas aves, pues son espaciosas y además puedes tenerlo cómodo con diferentes accesorios.

Además, esta es la jaula para aquellos que no tienen suficiente espacio en su vivienda, pero quieren tener a estos amiguitos.

A pesar de su tamaño contarás con dos pequeñas bandejas extraíbles para retirar los desechos de la mascota.

Por supuesto, cuenta con los bebederos incorporados, que puedes convertir en comederos, junto con un par de barras para que pueda pasar de un lado a otro.

Son ideales para un sólo agapornis, un hábitat adecuado a su disfrute total.

El único impedimento de este producto es que solo podrás introducir un agapornis, pero si esta es tu intención entonces no existe tal impedimento.

Conclusiones sobre las Jaulas para Agapornis…

Recuerda que lo más ideal para tu “inseparable” es tener espacios adecuados.

Un buen espacio afecta al desarrollo del animal y la salud.

Estas aves son sumamente delicadas, temperamentales, y necesitan un sitio que satisfaga sus necesidades, además que les genere una tranquilidad a su cuidador.

Si decides comprar alguna de estas jaulas para agapornis es recomendable que tengas en cuenta:

Las ruedas en la jaula ya que, aunque pienses que siempre dejaras la jaula en un mismo sitio no siempre suele ser así cuando uno menos cree termina moviendo la jaula para otro lado, algo que nos toma por sorpresa .

Entonces las ruedas siempre son bienvenidas.

La limpieza debe ser muy habitual entre las rejillas inferiores, así que estas tienen que ser extraíbles, con las que puedas tener toda la comodidad para limpiarlas sin problemas mayores.

Échale un vistazo al nuevo comedero automático para agapornis

¡¡ No olvides compartir en las Redes Sociales !!

cuidados agapornis papilleros

cuidados agapornis papilleros

Agapornis Papilleros

sus cuidados y cría a mano

agapornis papilleros

Cuando tenemos un agapornis papillero hay que tener en cuenta que sólo hay que darle de comer 3 veces al día.

Los agapornis tienen habre a todas horas, pero no debemos darle más de 3 tomas al día.

Entre una toma y otra deben tener el estómago vacío, de no ser así la papilla se puede “echar a perder” dentro de su estómago, porque no le ha dado tiempo a digerirla.

Para darle de comer usaremos una jeringa.

El agua debe estar templada.

En la alimentación con la jeringa sólo introduciremos la punta en el pico e iremos introduciendo la papilla lentamente, según vaya tragando nuestro agapornis papillero.

IMPORTANTE

Entre una dosis y otra, aunque sea en el mismo día, hay que hacer una papilla nueva ya que ésta puede fermentarse.

Igualmente hay que lavar todos los utensilios bien para evitar restos de papilla que puedan fermentar.

También hay que tener cuidado que no le salpique papilla a la cara o plumas, de ser así, hay que limpiarlos rápidamente para evitar que la papilla se seque y se le quede pegada.

Ya que esto podría hacer que pierdan plumas.

Las tomas se pueden variar un poco, en función de su horario.

Más cosas a tener en cuenta del Agapornis Papillero…

No debemos meter a nuestro agapornis en una jaula hasta que no tenga todo su plumaje, para que no pase frío.

A ser posible en una jaula translúcida (como una pecera).

Así estarán resguardados de corrientes de aire y aprenderán a diferenciar el día de la noche.

Alrededor de unos 50 días después de su nacimiento se le puede poner en la urna mijo (cereal, comida para periquitos).

Pero igualmente seguiremos dándoles aún sus 3 tomas al día.

¿Cuándo puedo darle su comida de Agapornis?

Cuando nuestro agapornis papillero se haya comido una caja de mijo es cuando podremos empezar a darle su comida normal.

¿Cuándo puedo pasar a la jaula al Agapornis Papillero?

Cuando el agapornis papillero ya puede volar largas distancias, es el momento de pasarlo a una jaula.

Ahí, en ese momento, también le pondremos su bebedero de agua y comedero de mijo.

Ha llegado el momento de ir reduciendo la papilla poco a poco.

Primero, le vamos a reducir la toma de mediodía, en vez de una jeringa entera, sólo la mitad.

De éste modo le forzamos a que empiece a comer sólo.

Después de 3 días la toma de mediodía se eliminará por completo.

Ahora, después de esos 3 días, empezamos a reducir la toma de la mañana a la mitad también.

La última toma en eliminar es la de la noche.

Antes de eliminar todas las tomas de nuestro Agapornis Papillero tenemos que observar que come mijo y bebe agua.

Si vemos que no come mijo, podemos ayudarle poniéndoselo en una rama.