agapornis

cuidados agapornis papilleros

[et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ custom_padding=”54px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″ module_alignment=”center”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ header_font=”||||||||” header_2_font=”Cabin Condensed||||||||” header_2_text_color=”#3e6a0f” header_2_font_size=”40px” header_2_line_height=”1.5em”]

Agapornis Papilleros

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.7″ text_font=”Quicksand||||||||” text_text_color=”#3e6a0f” text_font_size=”32px” text_line_height=”1.5em”]

sus cuidados y cría a mano

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.0.47″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_image src=”https://agapornisweb.com/wp-content/uploads/2018/06/Agapornis-personatus-min.jpg” alt=”agapornis papilleros” align=”center” _builder_version=”3.3.1″][/et_pb_image][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ text_font=”Quicksand||||||||” text_font_size=”18px” text_line_height=”1.5em”]

Cuando tenemos un agapornis papillero hay que tener en cuenta que sólo hay que darle de comer 3 veces al día.

Los agapornis tienen habre a todas horas, pero no debemos darle más de 3 tomas al día.

Entre una toma y otra deben tener el estómago vacío, de no ser así la papilla se puede “echar a perder” dentro de su estómago, porque no le ha dado tiempo a digerirla.

Para darle de comer usaremos una jeringa.

El agua debe estar templada.

En la alimentación con la jeringa sólo introduciremos la punta en el pico e iremos introduciendo la papilla lentamente, según vaya tragando nuestro agapornis papillero.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ text_font=”Cabin Condensed||||||||” text_text_color=”#3e6a0f” text_font_size=”28px” text_line_height=”1.6em”]

IMPORTANTE

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ background_color=”#3e6a0f” custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ text_font=”Quicksand||||||||” text_text_color=”#ffffff” text_font_size=”26px” text_line_height=”1.6em”]

Entre una dosis y otra, aunque sea en el mismo día, hay que hacer una papilla nueva ya que ésta puede fermentarse.

Igualmente hay que lavar todos los utensilios bien para evitar restos de papilla que puedan fermentar.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ custom_padding=”20px|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row custom_padding=”27px|0px|0|0px|false|false” _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ text_font=”Quicksand||||||||” text_font_size=”18px”]

También hay que tener cuidado que no le salpique papilla a la cara o plumas, de ser así, hay que limpiarlos rápidamente para evitar que la papilla se seque y se le quede pegada.

Ya que esto podría hacer que pierdan plumas.

Las tomas se pueden variar un poco, en función de su horario.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ custom_padding=”0|0px|0|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ header_font=”||||||||” header_2_font=”Cabin Condensed||||||||” header_2_text_color=”#3e6a0f” header_2_font_size=”36px” header_2_line_height=”1.5em”]

Más cosas a tener en cuenta del Agapornis Papillero…

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=”1″ _builder_version=”3.3.1″ custom_padding=”0|0px|54px|0px|false|false”][et_pb_row _builder_version=”3.3.1″][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.3.1″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text _builder_version=”3.3.1″ text_font=”Quicksand||||||||” text_font_size=”18px” text_line_height=”1.5em” header_font=”||||||||” header_2_font=”Cabin Condensed||||||||” header_2_text_color=”#3e6a0f” header_2_font_size=”36px” header_2_line_height=”1.5em”]

No debemos meter a nuestro agapornis en una jaula hasta que no tenga todo su plumaje, para que no pase frío.

A ser posible en una jaula translúcida (como una pecera).

Así estarán resguardados de corrientes de aire y aprenderán a diferenciar el día de la noche.

Alrededor de unos 50 días después de su nacimiento se le puede poner en la urna mijo (cereal, comida para periquitos).

Pero igualmente seguiremos dándoles aún sus 3 tomas al día.

¿Cuándo puedo darle su comida de Agapornis?

Cuando nuestro agapornis papillero se haya comido una caja de mijo es cuando podremos empezar a darle su comida normal.

¿Cuándo puedo pasar a la jaula al Agapornis Papillero?

Cuando el agapornis papillero ya puede volar largas distancias, es el momento de pasarlo a una jaula.

Ahí, en ese momento, también le pondremos su bebedero de agua y comedero de mijo.

Ha llegado el momento de ir reduciendo la papilla poco a poco.

Primero, le vamos a reducir la toma de mediodía, en vez de una jeringa entera, sólo la mitad.

De éste modo le forzamos a que empiece a comer sólo.

Después de 3 días la toma de mediodía se eliminará por completo.

Ahora, después de esos 3 días, empezamos a reducir la toma de la mañana a la mitad también.

La última toma en eliminar es la de la noche.

Antes de eliminar todas las tomas de nuestro Agapornis Papillero tenemos que observar que come mijo y bebe agua.

Si vemos que no come mijo, podemos ayudarle poniéndoselo en una rama.

 
[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]