REPRODUCCIÓN DE LOS AGAPORNIS

reproduccion agapornis

La primera condición para comenzar la reproducción de los agapornis, es tener un pareja de la misma clase.

Parecerá que el comentario es superfluo, no obstante, se dan varios casos de parejas que inclusive ponen huevos y sus dueños extrañados ven como no nace ningún pollito de ellos.

Comunmente pasa que dos hembras se emparejan, aunque observemos que el supuesto “macho”, proporciona de comer a la hembra, pero resulta ser otra hembra.

A nivel anecdótico, no hay hembras que pongan 10 o 12 huevos, es que están poniendo las 2.

La exclusiva conformar de sexar 100% confiable es la del ADN, pero si el criador que nos vende las aves es de seguridad, el autosexado genético además lo es.

Para una correcta reproducción de los agapornis, yo utilizo el sistema de palpación pélvica, que radica en saber el sexo del agaporni viendo la división de los huesos de la pelvis entre ellos y en medio de estos y el esternón.

Además estos huesos de la pelvis en las hembras, son más redondeados que los del macho que son un algo más puntiagudos, aunque verdaderamente cuesta bastante de ver.

Es considerable asegurarse, que los dos ejemplares sean de la misma clase si queremos tener una reproducción de los agapornis satisfactoria.

Para el criador neófito, es simple confundir ejemplares de entre otras cosas nigrigenis y personatas, y también a criadores ya expertos, diferenciar un ejemplar puro de uno hibridado.  

Las especies con anillo ocular, se tienen la posibilidad de hibridar entre ellas, dando lugar a ejemplares fértiles, pero cuando se hibrida con roseicollis, su descendencia va a ser estéril.

No hagas experimentos en la reproducción de los agapornis

No intentes hacer experimentos en la reproducción de los agapornis.

He visto casos de híbridos estériles que fueron vendidos como Roseicollis puros, con la consiguiente decepción de quien lo consiguió al no poder criar con el.

Por esto, jamás se tienen que hibridar especies diferentes.

Con los roseicollis, tendremos siempre la seguridad de que ninguna mutación puede provenir de una hibridación.

Recomiendo jaulas independientes para cada especie

Por un lado, se forman las parejas que yo deseo atravesar y por otro, tengo la seguridad de entender quienes son los padres de los polluelos, que jamás se tiene la posibilidad de tener en la cria en voladeros.

La realidad es que desconozco la causa de quien los bautizó con el nombre de “Inseparables”, yo creo que les sería más correspondiente el nombre de “Sociables”, debido a que jamás he tenido inconvenientes por deshacer parejas para llevar a cabo otras novedosas.

La cria en jaulas particulares, además impide peleas territoriales o por la propiedad de un nido, que comunmente tienen la posibilidad de ser fatales.

La preferible etapa para la reproducción de los agapornis, es la que va de octubre a mayo, pudiéndose adelantar o atrasar un mes en relación de las condiciones climatológicas del cada lugar o de todos los años.

Lo considerable, es evadir las altas temparaturas del verano, debido a que los animales sufren bastante en estas condiciones.

Un tiempo de descanso de los reproductores de junio a septiembre, va a hacer que éstos estén más sanos y fuertes para la siguiente temporada de cria, lo cual se va a ver reflejado en los pollos de las siguientes nidadas.

Para eso, alcanza con quitarles el nido una vez los polluelos de la más reciente nidada logren desplazarse fuera de él. 

FASES ECLOSIÓN DE UN HUEVO

En lo personal, no soy principalmente especial en el momento de llevar a cabo las parejas, sino que los emparejo poniendo la hembra en una jaula donde ya se encontraba antes el macho, no habiendo tenido jamás ningún inconveniente.

Podría cambiar bastante la cosa, si la ocupante previa de la jaula fuese la hembra.

Sin embargo, lo preciso sería aceptar que se conociesen unos cuantos días, impidiendo el contacto por medio de un separador, de la misma forma que se hace con los canarios, pero he comprobado que, aunque logre parecer lo opuesto, los machos de agaporni son muchísimo más delicados en su trato con las hembras que los canarios.

POLLOS DE 1 A 9 DÍAS

Una vez puesto el nido, precisamente a los 10 días de emparejarse van a poner el primer huevo, hasta un total de 4 a 6, en días alternos.

La hembra va a aprovechar estos días para ordenar el nido a su gusto, con la palmera o con el material de nidificación que le hayamos entregado (ver apartado EL NIDO).

Estos empezarán a explotar a los 23 días, pero en relación de si la hembra empezó la incubación con el primer o con el segundo huevo, era esperable que se logre postergar algún día y que inclusive los dos primeros pollos nazcan a la vez o con un solo día de intérvalo, cuando lo habitual sería con dos días de división entre todos ellos.

A lo largo de el tiempo de incubación, la hembra produce una hormona llamada “Prolactina”, que del mismo modo que en los mamíferos impulsa la secreción de leche en las hembras, en las aves les hace un estado de profundo relax para realizar el tiempo de incubación.

PASTA DE CRIA CÉDÉ

El nacimiento de los pollos, requerirá de nuestros agapornis un esfuerzo plus, por lo cual deberemos aportales por día una nutrición particular, desarrollada a partir de pasta de cria como la de los canarios, brócoli triturado, zanahoria rayada, maiz dulce y cus-cus hidratado.

Yo como pasta de cria utilizo la CÉDÉ seca al huevo.

Esta mezcla, se le puede y debe suministar a lo largo de todo el año, pero observaremos que cuando más caso le hacen, es cuando tienen polluelos.

Hay que solamente le van a hacer caso y hay que se lanzan a ella nada más ponérles la bizcochera.

Utilizo bizcocheras de unos 50 ml., habiendo parejas que se les puede poner el doble y otras que solamente utilizarán media proporción de pasta suministrada, teniendo el mismo número de pollos.

ALIMENTO CON BASE DE TRIGO

En lugar del cus-cus, en tiendas preparadas  podreis encontar el RUSK (también está a granel), un alimento a partir de trigo, que debereis humectar a partes iguales de agua.

Este alimento, tiene como virtudes respecto al cus-cus, que se hidrata más de manera rápida y que tarda más en agriarse.

Una vez hidratado el Rusk o el cus-cus, le pondreis la zanahoria rayada, el brócoli triturado y el maiz dulce, que debereis combinar con la pasta de cria en el final.

La pasta sobrante que los pájaros no hayan comido inmediatamente, debereis tirarla y limpiar comedero para evadir la multiplicación de bacterias.

Con la vivencia, ireis cogiendo las medidas de las proporciones a usar, según las parejas y el número de pichones que tengais.

Además de esta nutrición plus, debemos continuar ofreciendo frutas y verduras, como el resto del año, pero reduciendo la cantidad principalmente en la situacion de las que tengan un contenido elevado de agua (como la lechuga), debido a que lo que nos importa es que los pollitos sean alimentados con la pasta que les proporcionamos, muchísimo más rica en proteinas.

POLLOS DE 37 A 46 DIAS

Si todo va bien, aparte del aporte períodico de la pasta de cria, lo exclusivo que deberemos llevar a cabo, si deseamos llevar un óptimo control de los pichones, es anillarlos.

El anillado se ejecuta precisamente a los 12 días, aunque en oportunidades, logre haber que adelantarlo 1 o 2 días, gracias a que el pollo esté muy creado, o a la inversa.

Antes de esta edad, se les saldría la anilla y luego, tendríamos varios inconvenientes para ponérsela.

Comprobar los dos días siguientes al anillado, que la anilla no se le haya salido de la patita. En caso de pasársenos el día del anillado, o si observamos que nos irá a costar bastante de poner, yo le coloco una gotita de aceite de oliva al interior de la anilla, para contribuir a introducirla.

Deberemos ponerles anillas de 4’5 mm. de diámetro de “aluminio duro”, debido a que algún otro tipo de anilla, se las acabarían sacando por romperlas, o como mínimo, desgastándolas hasta el punto de ser ilegibles, perdiendo su funcionalidad. 

Desde los 40-45 días, los chicos comenzarán a escapar del nido y a ir picoteando las semillas de que se compone su alimento y la pasta de cria.

Desde ese instante, deberemos dejarlos unos 10 días más con los padres, para confirmarnos de que ya comen solos, instante en que ya los tendremos la posibilidad de dividir, iniciando los padres una exclusiva nidada, si no lo hacen antes de que la previo haya abandonado el nido.

Esperamos haber ayudado a aclarar algunas dudas sobre la reproducción de los agapornis.

¡¡Nos vemos en el próximo artículo!!

 

 

También te puede interesar…

Agapornis cantando
Agapornis papillero
Jaulas para Agapornis
Agapornis precio
Agaporni Azul
Comprar Agapornis
Cosas de Agapornis
Como criar Agapornis
Juguetes para Agapornis
Que comen los Agapornis

 

⭐️ Blog del Agapornis ⭐️

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *